• 11 ABR 18
    • 0
    Bruxismo: tipos, consecuencias y tratamiento

    Bruxismo: tipos, consecuencias y tratamiento

    El bruxismo es el término que se utiliza para denominar al hábito involuntario de apretar o chirriar los dientes, ya sea frotandolos o deslizándolos.

    Este acto se considera involuntario debido a que la persona que sufre de bruxismo no es consciente de que lo realiza, siendo siempre el dentista quien lo detecta por el evidente desgaste en las piezas dentales, pero también puede ser detectado por familiares y amigos al escuchar el chirrido constante de los dientes en diferentes momentos del día.

     

    Existen varios tipos de bruxismo:

    • Bruxismo céntrico que se caracteriza por realizarse apretando los dientes y trae como consecuencia el estropeamiento del cuello de los dientes, afectando principalmente a los premolares.
    • Bruxismo excéntrico se produce por el deslizamiento de los dientes causando el desgaste del borde incisal y oclusal de los dientes.

     

    Estos dos tipos de bruxismo se pueden diagnosticar simultáneamente en algunos pacientes.

    • Bruxismo del sueño se produce por la noche mientras la persona se encuentra durmiendo. Se dice que los episodios pueden tener una duración de entre 17 y 38 minutos por noche.
    • Bruxismo de vigilia se manifiesta por la mañana cuando la persona está despierta pero inconsciente de que realiza este acto.

     

    El principal síntoma del bruxismo, como anteriormente mencionamos, es el desgaste y estropeamiento notable de las piezas dentales pero, además, este hábito puede desencadenar otros síntomas que no se producen necesariamente en la boca, como lo son los dolores constantes en los oídos y en la zona cefalea, la tensión en la espalda y la sensibilidad dental.

     

    Pero, ¿qué causa el bruxismo?

    Una de las causas es la alineación inadecuada de los dientes, así como la mala alimentación y la forma incorrecta de masticar. Pero también se le asocia a una postura inapropiada al dormir o al caminar y, asimismo, está vinculado al estrés y a la ansiedad.

     

    Tratamiento del bruxismo

    Para el tratamiento del bruxismo y como solución al síntoma y no a la causa, se suele aplicar al paciente una férula oclusal de acrílico o silicona que recubra los dientes y evite el estropeamiento de las piezas dentales, pero esto no elimina el hábito. Se recomienda su uso diurno o nocturno, y durante todo el día si se trata de un bruxismo intenso.

    Por otro lado, otra recomendación es la relajación, debido a que el estrés puede ser una de las causas de mayor peso.

    Si crees que estás sufriendo de bruxismo, consúltalo cuanto antes con tu dentista o con tus familiares cercanos antes de que sea tarde. ¡En la Clínica Dental Bulevar Alicante te podemos dar una solución!

    Dejar un comentario →

Deja tus comentarios

Cancel reply